detalle de la bellísima portada barroca de la Iglesia de San Pedro Apostol.
Santo entierro, temple en tabla segunda mitad del siglo XVI Anonimo actualmente en el Burgo de Osma. (pincha para ampliar)
volver al menu principal

Del exterior de la iglesia la portada de piedra de sillería es bellísima dentro de su sencillez. El grupo escultural lo componen: La Inmaculada Concepción en el centro y San Pedro y San Pablo en los lados, y los escudos son: el de los Martínez, de varonía de los fundadores, y el de los AparcioNavarro, y el escudito que aparece en la torre el de los Martínez.

 

 

 

 

 

 

La torre dada su mucha sencillez no merece particular mención, pero parece que pensaron hacerla más elegante y que no fué acabada dejándola sin otro cuerpo o piso que decidieron hubiera de tener.

Como fundadores de la Iglesia se reservaron los Martínez y obtuvieron de la Obispal de Siguenza los siguientes derechos que describe un testigo deponente en la Expediente de limpieza de sangre para Canónigo de la Iglesia Catedral de León, de D.Pedro Manuel Martínez de Aparicio y Guijarro, en la siguiente forma:

"...es patrono de la Capilla Mayor de la Iglesia de dicho lugar de Abanco, en cuya media naranja, retablos y sepulturas tienen el escudo de sus armas y en donde sólo los de ésta familia se pueden enterrar y son Patronos de Nuestra Señora de la Concepción, titular de dicha iglesia, y que en el Presbiterio teinen sus entierros levantados a los lados del Evangelio y Epístola, y debajo su silla y que en cuerpo de la Capilla Mayor hay dos filas de bancos, una para los de ésta familia y otro para los regidores y vecinos del lugar; y asimismo son patronos, los de esta familia del Santo Cristo de los Auxilios que está en Capilla distinta y en donde tienen la principal sepultura y ejecutoria que ninguno pueda poner armas en ella y que también son compatronos de Nuestra Señora de la Paz, en otra Capilla con el Concejo de éste lugar, de manera que el Concejo es un voto y el mayorazgo de esta familia otro, con entierro y regalía como en la del Santo Cristo..."

 

 

 

 

 

 

Refiriéndose a los privilegios que tenían en la Iglesia antigua que fuera demolida el mismo testigo deponente dice:

"...que en la Iglesia antigua tenía dicha Casa y familia (la de los Martínez), su entierro en Capilla Mayor, en el mejor lugar con su lápida y escudo de armas, y que salía primero a ofrecer en las Misas solemnes que los Regidores y que primero se les daba la paz y el pan bendito."

Refiriéndose a la que llamaban ermita de Santa Gertrudis dice el testigo:

"...que tambien son patronos de la ermita de Santa Gertrudis, en donde tienen sus armas y puerta para la familia y casa distinta de otra por donde entra el pueblo."(se desconoce la situación de esta ermita que existiera).

Al extinguirse la familia de los Martínez una tercera parte de los bienes que componían uno de sus Mayorazgos de varonía se vincularon en la Iglesia Parroquial de Abanco, muchos de ellos: tierras y casas desaparecieron de ella en los años desastrosos de las desvinculaciones y ventas de los bienes propios de Iglesias, algunos otros han quedado a su disposición, tal la casa que habita el Párroco.

Aniversarios y Capellanías perpétuas que en ella fundaran los Martínez, fueron varias, no hubo miembro de esta familia que no dejara ordenado, en su última disposición, la fundación de misas perpétuas y así con estos aniversarios y las misas que con parte de los bienes desvinculados, al extinguirse la familia, ordenaron se dijeran creo no quedaba día en que faltase estipendio para la Misa procedente de los bienes de esta noble familia, a diferencia de hoy en que, desaparecidos aquéllos, ha quedado empobrecida la parroquia.

Una de las muestras más importantes reconociendo la importancia de esta parroquia, fue la inclusión de la talla de San Joaquin y de la pintura del Santo Entierro que presidía la sacristía en la exposición de las Edades del Hombre hace unos años en la catedral del Burgo de Osma.

Actualmente hay que dar gracias a la Asociación de vecinos y amigos de Abanco y a nuestro ex-párroco Don Enrique García Gallego por los esfuerzos realizados para la conservación y retejado de la iglesia que apuntaba a la ruina, y aunque por muchos años tanto el Obispado como patrimonio hicieron oidos sordos a nuestras peticiones, hay que reconocer que patrimonio por fin ha reconocido que esta joya del Barroco merece ser conservada otorgando una subvención que asciende a 372.000 € entre los años 2.005 y 2.006 . Esta subvención también es un reconocimiento al trabajo de la asociación en lo que a la conservación de nuestro patrimonio se refiere, desde aqui felicitar a todos los miembros y en especial a la Junta Directiva.